Semillas de Esfuerzo

A veces la vida se puede comparar con la rutina de un agricultor, que prepara la tierra para luego sembrar las semillas que, en un presente o futuro, se convertirán en cosecha.

Trata con cuidado las semillas, cuida el proceso de siembra, pero también vela por el crecimiento de estas semillas, aun cuando están no son visibles, con fe las riega, esperando pronto ver como el esfuerzo invertido, se convertirá en una pequeña planta, que también tendrá que cuidar para dar fruto a su tiempo.

Esta pequeña ilustración refleja nuestros pequeños esfuerzos, ya sea en el área profesional, espiritual o financiera. Para el agricultor, cada pequeña acción cuenta. Puede ser que has estado en proceso de siembra durante muchos años, pero pronto vendrá esa cosecha que estas esperando, sigue sembrando y cuidando de los pequeños esfuerzos que haces, porque te llevaran a recibir grandes frutos.

Proverbios 14:23.

Todo esfuerzo tiene su recompensa, pero quedarse solo en palabras lleva a la pobreza.

El Poder de una decisión.

Lo que hoy estamos viviendo, en gran parte es el resultado de nuestras decisiones, algunas circunstancias sucedieron simplemente sin ninguna intervención nuestra, pero el tema central, tiene que ver con aquello que si fuimos nosotros quienes tomamos el mando.

Al día el ser humano toma alrededor de 35.000 decisiones, la mayoría de ellas de manera automática. Imagínate, podemos pensar que solo tomamos unas cuantas decisiones relevantes al día, pero no es así. Cada decisión cuenta, desde que elegimos que comer, si hacemos ejercicio o no, entre otras cosas, esto rige nuestra vida. Mis decisiones de hoy tendrán un impacto mañana, no podemos hacer algo sin que produzca una reacción, esto nos afectara positivamente o no, a nosotros mismos y a otros.

Lo importante aquí, es que parámetro uso para elegir, ¿estarán siendo mis decisiones las más acertadas? ¿Qué motivó mi decisión?

Podría ser que estamos girando en un círculo, porque estamos en un patrón de decisiones, y esto no cambiara, hasta que cambiemos nuestros pensamientos.

Para iniciar un cambio, debemos buscar mejorar nuestras creencias y en algunos casos pedir ayudar para renovar nuestros pensamientos.

Cuando Dios nos acepta como sus hijos nos pide renovar nuestra mente, para ser capaces de vivir de acuerdo a la realidad que él tiene para nosotros.

Salmo 25:4,5,9

Señor, muéstrame Tus caminos; guíame por Tus senderos; guíame, encamíname en Tu verdad, pues Tú eres mi Dios y Salvador. ¡En Ti confío a todas horas!  [El Señor] guía por su camino a los humildes; ¡los instruye en la justicia!

Romanos 12:2

2 Y no vivan ya como vive todo el mundo. Al contrario, cambien de manera de ser y de pensar. Así podrán saber qué es lo que Dios quiere, es decir, todo lo que es bueno, agradable y perfecto.

Seamos Realistas

Usualmente cuando nos piden ser realistas, está relacionado con algo negativo, teníamos altas expectativas de algo o de alguien, soñamos algo que no está a nuestro alcance, deseamos algo fuera de nuestras posibilidades.

Cuando alguien nos dice que debemos acercarnos a la realidad, está acabando con nuestros sueños e ilusiones y es algo negativo.  

Siendo realistas en totalidad, sí podemos alcanzar esa meta, podemos alcanzar esos propósitos de año nuevo, podemos ilusionarnos de encontrar el amor, podemos tener altas expectativas. ¿Por qué? Seamos realistas, somos seres llenos de potencial, podemos alcanzar lo que nos proponemos, podemos lograrlo.Ser realista, puede ser dejar que la cortina de lo “imposible” nos minimice o empezar a construir una nueva realidad con la grandeza que ya tenemos dentro.  

Blog de WordPress.com.

Subir ↑