Árbol Plantado

Río Celeste, Costa Rica.

Dichoso el hombre
    que no sigue el consejo de los malvados,
    ni se detiene en la senda de los pecadores
    ni cultiva la amistad de los blasfemos,
sino que en la ley del Señor se deleita,
    y día y noche medita en ella.
Es como el árbol
    plantado a la orilla de un río
que, cuando llega su tiempo, da fruto
    y sus hojas jamás se marchitan.
    ¡Todo cuanto hace prospera!

Salmos 1:1-3 NVI

¿Estoy en el lugar correcto?

Podríamos pensar si estamos en el lugar correcto o si es tiempo de movernos, en ese momento se llena nuestra mente de dudas y cuestionamientos porque hay ciertas situaciones en el trabajo, en la iglesia o en ciertos grupos de amigos que nos hacen dudar de esto y es válido, todos buscamos estar en lugares donde nos sintamos cómodos.

Vienen pensamientos de cambio de trabajo, cambio de iglesia, cambio de posición de servicio, en fin, cambiar nuestro lugar actual.

Pero que pasaría, ¿si Dios desea que estemos en el lugar que pensamos huir?

Muchas veces, con palabras llenas de romanticismo pedimos hacer la voluntad de Dios.

¿Y si es la voluntad de Dios que yo permanezca?

Ahora, los cambios son una realidad y son necesarios, pero muchas veces llenamos nuestra mente con pensamientos de escape o de huida, antes de sincronizarnos con el plan de Dios. Por eso el versículo anterior habla de disfrutar de su palabra, porque nos dará la respuesta.

Donde Dios nos plantó, tendremos provisión, va a cuidarnos, nos hará dar fruto y mucho, incluso tendrá cuidado de cada detalle. Nos va a prosperar.

Sin importar la temporada del árbol o sus condiciones adversas, Dios hace que prospere.

La Batalla del Proceso

Juan 12:24 Reina-Valera 1960 (RVR1960)

24 De cierto, de cierto os digo, que, si el grano de trigo no cae en la tierra y muere, queda solo; pero si muere, lleva mucho fruto.

Los procesos no son fáciles, la intención no es que sean sencillos, sino efectivos. En estos tiempos en que todos estamos en procesos de reinventarnos, de adaptarnos o de tener resiliencia, es necesario recordar que el propósito del proceso no es destruirnos, aunque cueste creerlo a veces, el proceso busca ser la escuela o la preparación para guiarnos a algo mejor. Hay muchos cambios de por medio, hay perdidas, lágrimas y frustraciones, pero es porque algo dentro de nosotros está quedando atrás, para recibir algo nuevo.

No podemos elegir el proceso que tomaremos, pero es nuestra decisión la actitud que tendremos en el proceso.

David, el rey de Israel, paso distintos procesos en su vida, por ejemplo, siendo un sencillo pastor de ovejas se formó su corazón y su fuerza para poder derrotar a Goliat, posteriormente, llego a ser rey de Israel. Las estadísticas o cálculos quizás lo descalificaban para tener un gran destino en su vida, pero Dios venció esas estadísticas, Dios derribo esos comentarios quizás despreciativos por medio de procesos. Unos veían a un joven pastor de ovejas, Dios veía un guerrero preparado para la batalla, no sabemos cómo se veía David así mismo, pero podemos ver en la historia, que él sabía muy bien lo que había enfrentado antes, él era consciente de que su preparación como pastor lo capacitaba para grandes conquistas.

¡Que nuestros procesos nos den la fuerza para grandes conquistas!

El Campo Traviesa

Isaías 43:2 (NVI)

2 Cuando cruces las aguas, yo estaré contigo; cuando cruces los ríos, no te cubrirán sus aguas; cuando camines por el fuego, no te quemarás ni te abrasarán las llamas.

Podríamos pensar que el seguir a Jesús es una carrera en línea recta, pero es más bien una carrera en campo traviesa, donde enfrentaremos distintas situaciones y en algunos casos nos toparemos con escenarios desconocidos, donde solo por medio de la fe podremos encontrar una salida. Vivir por fe, no es solo una frase bonita, significa que en algunos casos para salir del laberinto donde nos llevaron nuestras decisiones, la fe será la única respuesta.

Cuando delante de nosotros debamos atravesar ríos o fuego, Dios nos asegura que estará con nosotros en todo momento, estará pendiente de que las aguas no nos cubran y que el fuego no nos lastime. Sin embargo, la experiencia y resistencia que este proceso generará en nosotros nos llevará hacia algo mayor en él.

Si estas en el fuego o cruzando las aguas, algo muy bueno esta por venir.

Fe !

Aguas Caudalosas

Salmo 34

6. Por eso los fieles te invocan en momentos de angustia, caudalosas aguas podrán desbordarse, pero a ellos nos los alcanzarán.

Los asuntos de nuestra vida que solíamos pensar que estaban bajo control, hoy parecen haberse rebelado, todo cambió sin anunciar, solamente tomó el rumbo de la corriente incontrolable. Corriente que se ha llevado mucho, no sabemos cuándo terminara, pero si sabemos que Dios ha determinado un fin para estas aguas. Quizás estas aguas se han llevado algo más que hábitos, algo más que ilusiones, pero no llegarán a nosotros. Nuestro espíritu es sostenido por Dios y lo que compone nuestra vida no se escapa de su alcance.

Hay tormentas en nuestra vida que ocurren para que nuestros oídos se enfoquen en escuchar la voz correcta, la voz de Dios, podemos sentirnos aturdidos y conocer el camino, pero sin saber cómo llegar, por esta razón es que el mejor inicio es pedir y seguir su guía.

8. Yo te instruiré, yo te mostraré el camino que debes seguir, yo te daré consejos y velare por ti.

Crisis=Oportunidades

-Eclesiastés 9:10

Y todo lo que te venga a la mano, hazlo con todo empeño; porque en el sepulcro, adonde te diriges, no hay trabajo ni planes ni conocimiento ni sabiduría.

En este momento podemos adoptar una actitud llena de incertidumbre y de inestabilidad porque muchas cosas están girando demasiado rápido en nuestras vidas y otras más bien se quedaron detenidas, cambiando así nuestro estilo de vida que hemos mantenido durante años, fuese bueno o no, extrañamos lo que antes hacíamos y la libertad con la que podíamos caminar, sin restricciones de mostrar afecto a otros.

A este punto podemos seguir extrañando el pasado o ver las oportunidades que hay para un nuevo futuro. Quizás ya sea el momento de empezar a estudiar lo que siempre quisimos, pero nos afectaban los comentarios de otras personas, personas que solo son un recuerdo, podemos atrevernos a hacer cambios positivos en nuestra vida, como aprender ese deporte, ese idioma, quizás podemos no salir, pero podemos movernos hacia el destino que deseamos. Caminando un paso a la vez, no hay prisa por correr, antes corríamos por alcanzar cosas que dejamos de disfrutar por enfocarnos en conseguir una imagen, una apariencia o una aprobación. Esta es la oportunidad para ser diferente y construir algo nuevo.

Seamos Realistas

Usualmente cuando nos piden ser realistas, está relacionado con algo negativo, teníamos altas expectativas de algo o de alguien, soñamos algo que no está a nuestro alcance, deseamos algo fuera de nuestras posibilidades.

Cuando alguien nos dice que debemos acercarnos a la realidad, está acabando con nuestros sueños e ilusiones y es algo negativo.  

Siendo realistas en totalidad, sí podemos alcanzar esa meta, podemos alcanzar esos propósitos de año nuevo, podemos ilusionarnos de encontrar el amor, podemos tener altas expectativas. ¿Por qué? Seamos realistas, somos seres llenos de potencial, podemos alcanzar lo que nos proponemos, podemos lograrlo.Ser realista, puede ser dejar que la cortina de lo “imposible” nos minimice o empezar a construir una nueva realidad con la grandeza que ya tenemos dentro.  

Quejarse?

No se preocupen por nada; en cambio, oren por todo. Díganle a Dios lo que necesitan y denle gracias por todo lo que él ha hecho.

Filipenses 4:6

Todos en este mundo pasamos por momentos de frustración, quizás no ha llegado esa llamada esperada, puede ser que alguien cometió un error y fuimos los más afectados. Cada día podemos decidir que actitud tener, la queja o el agradecimiento, si decidimos por la queja nuestra visión será perturbada y hará imposible ver todas las cosas positivas que ya existen en nuestra vida.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑