Apariencias

Vivimos en un mundo gobernado por el consumismo, un consumismo que es alimentado por el deseo humano de aparentar. Vemos que muchas marcas de ropa, de carros, zonas geográficas, entre otros tienen cierta etiqueta. Nos dicen que si utilizamos sus productos o servicios nos veremos más ostentosos o con una vida “abundante”. Pero detrás de esto, podemos estar cubriendo vacíos emociones, deudas y sufrimiento. Hemos adoptado el concepto de que cantidad material, está relacionada con bienestar. Dice un dicho: apariencias vemos, deudas no sabemos.

Sostener las apariencias tiene un costo muy alto. Es pretender un estilo de vida, que no podemos costear en ocasiones, esto nos genera estrés, depresión, ansiedad e incluso problemas económicos bastante difíciles.

¿Cómo saber si le estoy dando un alto valor a las apariencias en mi corazón?

Pongamos atención a lo que sale de nuestra boca. Usualmente usamos el siguiente versículo para otras personas, pero también aplica para nosotros mismos.

El hombre bueno, del buen tesoro de su corazón saca lo bueno; y el hombre malo, del mal tesoro de su corazón saca lo malo; porque de la abundancia del corazón habla la boca. Lucas 6:45

¿Cómo están mis frutos?

¿Me estoy esforzando para mostrar a otros cierto status social?

¿Cuál es el propósito detrás mi esfuerzo? ¿Mostrar a otros mis bienes?

Jesus dijo:

Por sus frutos los conoceréis. ¿Acaso se recogen uvas de los espinos, o higos de los abrojos? Mateo 7:16

Si estamos sembrando para mantener una apariencia, los frutos serán vacíos. Es como cuando nos venden un producto maravilloso en un comercial, pero al comprarlo, no era como lo anunciado.

¡Que nuestro corazón este en Jesús!

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: